Terapias complementarias

¿Necesitas ayuda?

Terapias complementarias

La herencia de una mutación genética provoca que las neuronas no puedan fabricar una enzima responsable de limpiar las toxinas que la actividad cerebral va dejando. Esto hace que, poco a poco las neuronas vayan acumulando esas toxinas, hasta que se hinchan y dejan de funcionar. 

Los niños con estas enfermedades han de recibir terapias comunes a otras enfermedades degenerativas. La estimulación temprana, la fisioterapia, y la logopedia juegan un papel clave en la gestión del bienestar y ayudan a mantener al niño afectado en mejores condiciones de salud y confort. Además, existe una amplia variedad de equipamiento ortopédico a medida que será necesario en función de los síntomas que se van presentando. Algunas de las terapias a tener en cuenta siempre y cuanto tu médico las autorice son: 

Rehabilitación y fisioterapia: La fisioterapia está indicada como tratamiento para cualquier persona con trastornos motores y alteraciones neurológicas. La fisioterapia valora las habilidades funcionales del niño y diseña un plan de intervención adaptado para facilitar el aprendizaje del movimiento y el control de la postura. Su objetivo es obtener las máximas competencias motrices del niño, encontrar el posicionamiento adecuado y opciones de movilidad y desplazamiento. A partir de determinado estadio de las enfermedades, la fisioterapia también debe estar enfocada hacia la fisioterapia respiratoria, con el objetivo de prevenir, tratar y mejorar la función respiratoria en los niños afectados.

Terapia ocupacional: A diferencia de la fisioterapia, centrada en la motricidad gruesa, la terapia ocupacional es aquella que se centra en la motricidad fina para mejorar las habilidades necesarias para la vida diaria. Su objetivo es conseguir la máxima funcionalidad del niño a través de actividades dotadas de un sentido específico para que alcance una actitud activa respecto a sus capacidades y pueda mejorar sus habilidades disminuidas. Busca lograr la máxima independencia, mantener la salud y favorecer la restauración de la función, y generalmente se realiza a través del juego.  

Logopedia y deglución: Los niños afectados por estas enfermedades desarrollan disartria (dificultad para articular palabras) y disfagia (dificultad para la deglución) por lo que la intervención de un logopeda es necesaria. La logopedia está especializada en la comunicación, el lenguaje y la alimentación adaptada y busca mejorar los trastornos del habla y el lenguaje, así como adaptar la progresiva pérdida de la capacidad de deglución. 

Es fundamental el tratamiento continuado con ejercicios de estas terapias, para lograr una mayor calidad de vida en tu hijo. 

Por otro lado, las enfermedades de Tay-Sachs y Sandhoff desarrollan numerosos problemas relacionados con la movilidad y la postura, que exigen también la intervención de un neuro-ortopedista, ya que existe equipamiento ortopédico a medida puede ser necesario aplicar en determinado momento en función a los síntomas que tu hijo va desarrollando. 

 

Ayuda

Necesito ayuda para comprender mejor la información

Orientación

Quiero hablar con una psicóloga que me oriente

Familias

Quiero conocer a otra familias afectadas por Tay-Sachs

Teléfono

Atenderemos tu llamada en horario de oficina:

De lunes a jueves, de 9,00 a 18,30
Viernes de 9,00 a 15,00

Móvil: 652 716 163

Email

Contestaremos tu consulta a la mayor brevedad posible

Nuestra sede

Calle Ferraz, nº 19 – 1º derecha
28008 Madrid

GDPR

  • GDPR

GDPR

Prueba