¿Cómo gestiono mi angustia?

Las continuas visitas al hospital, los tratamientos, las terapias y la desorganización familiar que se genera cuando tienes un hijo enfermo, son algunos de los factores que pueden incrementar tus niveles de preocupación, agotamiento físico, desgaste emocional y estrés. Es normal entonces que, ante estas situaciones, tu cuerpo responda de forma angustiosa, desbordada y, en ocasiones, con una sensación de cansancio extremo.

Por lo tanto, es importante que puedas aprender a reducir estos niveles ya que esto te permitirá dar mejor respuesta a las situaciones a las que has de enfrentarte día a día y, así, podrás tomar mejores decisiones en cuanto a la salud de tu hijo y vuestra vida familiar.

Para disminuir estos síntomas te recomendamos lo siguiente:

  • Pedir ayuda y solicitar abiertamente lo que necesitas
  • Hacer sólo aquello que realmente puedas realizar
  • Aprender a utiliza alguna técnica de relajación que pueda ayudarte a reducir el nivel general de nerviosismo ante las situaciones previas como algún tratamiento o prueba
  • Realizar alguna actividad distractoria una vez a la semana
  • Hacer deporte
  • Expresar tus sentimientos
  • Agradecer la existencia de cada día. Esta pequeña acción te permite centrarte en el presente, lo cual ayudará a disminuir tu angustia

Recuerda que te encuentras atravesando un proceso largo y complejo en el cual cuidar de ti y adquirir herramientas para enfrentarte a situación, serán la clave para transitar este camino de la mejor forma posible.

Ayuda

Necesito ayuda para comprender mejor la información

Orientación

Quiero hablar con una psicóloga que me oriente

Familias

Quiero conocer a otra familias afectadas por Tay-Sachs

Teléfono

Atenderemos tu llamada en horario de oficina:

De lunes a jueves, de 9,00 a 18,30
Viernes de 9,00 a 15,00

Móvil: 652 716 163

Email

Contestaremos tu consulta a la mayor brevedad posible

Nuestra sede

Calle Ferraz, nº 19 – 1º derecha
28008 Madrid

GDPR

  • GDPR

GDPR

Prueba